• Zona de usuario
  •      
  • Búsqueda avanzada

    TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

    0

    Total 0,00 €

    VIVIR BIEN LA VIDA
    Título:
    VIVIR BIEN LA VIDA. LOS BENEFICIOS INESPERADOS DEL FRACASO Y IMPORTANCIA IMAGINACIÓN
    Subtítulo:
    Autor:
    ROWLING, J. K.
    Editorial:
    SALAMANDRA
    Año de edición:
    2018
    ISBN:
    978-84-9838-843-5
    Páginas:
    80
    Encuadernación:
    Cartoné
    Disponibilidad:
    Disponibilidad 3-10 d
    Colección:
    SIN COLECCION
    12,00 € Comprar

    Sinopsis

    Referencias bibliográficas
    «No necesitamos magia para transformar nuestro mundo; ya tenemos, en nuestro interior, todo el poder que necesitamos.»


    Cuando J.?K. Rowling fue invitada a pronunciar el discurso de la ceremonia de graduación de los alumnos de la Universidad de Harvard, decidió hablar sobre dos temas que le interesan especialmente: los beneficios del fracaso y la importancia de la imaginación. Para la autora, la valentía a la hora de afrontar el fracaso es tan esencial para vivir bien la vida como cualquier parámetro tradicional con que se mide el éxito; y nuestra capacidad de empatía, de ponernos en la situación de los demás ?sobre todo si éstos son menos afortunados que nosotros?, es una cualidad que sólo poseemos los seres humanos y que debemos cuidar, cueste lo que cueste.

    Las anécdotas que J.?K. Rowling compartió con los estudiantes y las preguntas incisivas que les formuló han sido una fuente de inspiración inagotable para todos aquellos que se han parado a pensar qué significa vivir bien la vida. Sus palabras invitan a actuar a todas las personas, con independencia de su edad y condición, que se encuentran en un momento decisivo de su vida. Si tenemos el valor de arriesgarnos ?aunque esto pueda llevarnos al fracaso? y si sabemos aprovechar el poder de la imaginación, podremos empezar a perder el miedo y explorar las infinitas posibilidades que nos ofrece la vida.

    «Con la vida ocurre como en el teatro: ?lo importante no es que la obra sea larga, ?sino que sea buena.» SÉNECA