• Zona de usuario
  •      
  • Búsqueda avanzada

    TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

    0

    Total 0,00 €

    LEYENDAS DE MEDINA AZAHARA
    Título:
    LEYENDAS DE MEDINA AZAHARA. HISTORIAS Y LEYENDAS DE LA CIUDAD DE LOS CALIFAS DE CÓRDOBA, «PERLA DE AL ÁNDALU
    Subtítulo:
    Autor:
    PIMENTEL SILES, MANUEL
    Editorial:
    ALMUZARA
    Año de edición:
    2014
    ISBN:
    978-84-16100-25-5
    Páginas:
    192
    Encuadernación:
    Otros
    Disponibilidad:
    Disponible en 1 semana
    Colección:
    AL ANDALUS
    15,95 € Comprar

    Sinopsis

    Abderramán III, el poderoso califa, ordenó construir Medina Azahara sobre las laderas de
    Sierra Morena, en las cercanías de Córdoba. Las obras comenzaron en 936 y la corte califal
    se trasladó en 945. Comenzaba la leyenda de una de las ciudades más hermosas que jamás se
    construyeran, asombro de propios y extraños, que fue conocida en sus tiempos como «la perla
    de Al Ándalus». Su vida fue tan intensa como efímera, ya que sería destruida en 1013 durante
    la feroz guerra civil cordobesa que pondría fin al califato. Moría la ciudad, nacía el mito eterno.
    En Medina Azahara vivieron el poderoso Abderramán III, el culto Al Hakam II y el débil
    Hixam II. Las historias de Medina Azahara pasaron a las crónicas y se convirtieron en bellísimas
    leyendas: ricas embajadas procedentes de lejanos reinos se inclinaban ante el califa en el
    espléndido Salón del Trono mientras que el médico judío de la corte curaba de su obesidad
    al rey de León Sancho el Craso; bibliotecas míticas; escondidos tesoros; amores inmortales
    que cubrieron de nieve la sierra de Córdoba; poetas y artistas; magos y astrólogos; guerras sin
    piedad y crueles verdugos; sensualidad y goce; venenos y triacas; monjes y guerreros configuran
    un rosario de relatos que muestran la apasionante vida de la ciudad desde su concepción
    hasta su violenta destrucción, así como lo desvaído de su recuerdo hasta que en el siglo pasado
    la arqueología la rescatara del olvido para nuestro goce y admiración.