• Zona de usuario
  •      
  • Búsqueda avanzada

    TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

    0

    Total 0,00 €

    ALFONSO VII DE LEÓN Y CASTILLA (1126-1157)
    Título:
    ALFONSO VII DE LEÓN Y CASTILLA (1126-1157). LAS RELACIONES DE PODER EN EL CENTRO DE LA ACCIÓN POLÍTICA Y SOCIAL DEL IMPERATO
    Subtítulo:
    Autor:
    VITAL FERNÁNDEZ, SONIA
    Editorial:
    NIGRATREA
    Año de edición:
    2019
    ISBN:
    978-84-17987-21-3
    Páginas:
    336
    Encuadernación:
    Rústica
    Disponibilidad:
    Disponible en 1 semana
    Colección:
    PIEDRAS ANGULARES
    35,00 € Comprar

    Sinopsis

    Este no es un estudio de la persona Alfonso VII como mera figura histórica, tampoco una descripción de acontecimientos políticos y militares. Este libro desvela, mediante el exhaustivo análisis de la muy abundante y dispersa documentación existente, las relevantes aportaciones de este rey-emperador a la historia de León, y de la Península ibérica, poniendo sobre la mesa la trascendencia de su decidida actuación política, administrativa y militar, así como los contextos y repercusiones sociales de esa actuación. Aspectos que se miden desde el significativo peso que en el siglo XII tienen las relaciones de poder. Se profundiza en sus complejas relaciones con una aristocracia engrandecida bajo el reinado de su madre, Urraca, a la que el rey busca atraer e integrar a su círculo, siempre recurriendo a una muy perfilada intervención diplomática, primero, y militar, después, cuando es necesario. También en sus innovaciones político-administrativas para mantener el control regio sobre una sociedad en la que las formas de organización feudal vienen constituyendo una permanente amenaza para su autoridad. A tal fin, hábilmente y con enorme inteligencia, Alfonso VII utiliza las propias estructuras feudales y logra un mayor control de la aristocracia que es posible valorar a partir de los cargos administrativos que esta ostenta, pero, fundamentalmente, del gobierno, temporal y revocable, de las demarcaciones político-administrativas tenencias y merinatos.
    El fortalecimiento de su autoridad se constata igualmente en la reactivación de la expansión exterior frenada durante el reinado de su madre por tierras castellanas hacia el corredor del Ebro y al Mediterráneo y hacia al-Ándalus siguiendo la tendencia abierta por su abuelo con la conquista de Toledo.
    Desde la amplitud de las relaciones de poder del Imperator Hispaniae se analizan además otros aspectos: su significativa coronación imperial en León en 1135, la segregación de Portugal y la división del imperio a su muerte entre sus herederos, Sancho III de Castilla y Fernando II de León.